jueves, 5 de noviembre de 2015

Reseña - "Mi planta de naranja lima", por José Mauro de Vasconcelos

Información del libro

Título: "Mi planta de naranja lima"
Autor: José Mauro de Vasconcelos
Título original: O Meu Pé de Laranja Lima
Año de la primera edición: 1968
Libro: 1/2
Saga: Zezé
Editorial: El Ateneo
Páginas: 178
Secuela: "Vamos a calentar el sol"
Sinopsis: Esta novela es una de las más importantes obras de la literatura brasileña. Su autor, nacido en Bangu, Rio de Janeiro, en 1920, falleció en 1984. Ha vivido una existencia intensa y agitada: entrenador de diversos boxeadores, trabajador en una hacienda, pescador, maestro en la escuela primaria de una aldea pesquera, actor de cine y televisión y viajero infatigable. Muy elogiada por la crítica y calurosamente recibida por el público, "Mi planta de naranja lima", en páginas de gran colorid narrativo y extraordinaria fuerza, relata la historia de un niño que un día, de pronto, descubre el dolor y se hace adulto precozmente. Las ensoñaciones, la picardía, el sufrimiento y la ternura del protagonista, hacen que esta historia de vida atraiga al lector desde sus primeras páginas.
Compralo en BookDepository

Reseña

Este libro, como les dije en el TBR, lo tuve que leer para la escuela y en la escuela. Lo comenzamos a leer en septiembre y, como a cada rato la profesora paraba la lectura para explicar algo, o para aclarar o anotar otra cosa, no lo pude disfrutar muy bien. Y, aunque no lo pude disfrutar muy bien, me encantó.
Aunque no lloré, la última frase del libro agarra el corazón del lector, lo levanta y lo destroza en fragmentos que se dispersan, y cuesta volver a juntarlos. Dan ganas de tirar el libro, caerse al piso y comenzar a llorar durante tres minutos, o cinco. Que yo me acuerde, desde "El niño con el pijama de rayas", no había querido llorar tanto hasta este momento. 
Zezé hizo que me imaginara otra vez un mundo imaginario y feliz, donde todo puede pasar. Donde las plantas hablan, donde las gallinas son panteras negras y donde cuatro naranjos son la impenetrable selva misionera. Donde un niño es rey y un parque, el oeste. Donde junto avos cabalgan los jinetes más importantes y los actores más famosos. Donde una pérdida puede cambiar todo de un momento a otro. (Si, ya se, me puse poético, ¿y?).
No sólo el final me entristeció, es como si el libro paulatina y tranquilamente te va destruyendo interiormente. Y en el final, explota. 
Hay tres partes en especial que recuerdo muy bien ahora y que son memorables y que todos los que lo  leímos las vamos a recordar siempre. Voy a decir tres palabras (una para cada momento) y los que lo leyeron me van a entender. Navidad, globo y Mangaratiba. El que entendió, entendió. Esas tres partes son tan terribles y tan perfectamente descritas (en especial la del globo) que te hacen pensar que vos estás ahí, presenciando todo. 
La humildad que tiene Zezé es impresionante. No envidia a los demás por las cosas que tienen, sino que los admira por su carácter.
Por supuesto que lo más importante en esta historia (o una de las cosas más importantes) es Minguito (o Xururuca), la propia planta de naranja lima. Lo que Zezé pensaba que iba a decir es tan... ocurrente y triste y divertido y pensante. (si, pensante, no sabía que poner y puse pensante, ¿y?)
Y desde ya les advierto: si no quieren llorar, no les recomiendo. Lean "Oscar Wilde" y después me cuentan, ¿dale?

Puntuación


Me encanta (aunque me haga llorar), me encanta.

Frases preferidas

"Te hice morir naciendo en mi corazón"

"No podía dejar de pensar en él. Ahora ya sabía lo que era el dolor. Dolor no de recibir golpes hasta desmayarse. No de cortarse el pie con un pedazo de vidrio y recibir puntos en la farmacia. Dolor era eso que llenaba todo el corazón, con lo que la gente tenía que morirse"

"No espero nada. Así no me decepciono"

"Matar no quiere decir que uno tome el revolver de Tom Mix y haga ¡Bum!No es eso. Uno lo mata en el corazón. Va dejando de querer. Y un buen día la persona muere"

"Hasta ahora esa música me daba una tristeza que no sabía comprender"

"Mamá, yo no debía de haber nacido. Debía haber sido como mi globo"

"Entonces, fugitivo, ¿donde estuviste todo este tiempo?"

"Y la verdad es, mi querido [...], que a mi me contaron las cosas demasiado pronto"

"La vida sin ternura no vale gran cosa"

Acerca del autor


José Mauro de Vasconcelos nació en Bangu, Rio de Janeiro. Como autodidacta, ejerció diferentes oficios: fue entrenador de boxeadores, trabajador en asciendas, pescador y maestro en una escuela de pescadores, hasta que lo animó el deseo de viajar, de conocer su país e interpretarlo. Convivió con los indios de quienes aprendió historias y tradiciones y acumuló experiencias. Tenía a su favor una excelente memoria, una rica fantasía, habilidad para sacar lo más importante de cada tema y un intenso deseo de transmitir, de contar, que es el elemento primordial de los escritores. En principio, fue un cuentista oral: con mímica y variadas entonaciones, inventaba y animaba sus cuentos. Cuando empezó a darles forma estricta, sus cuentos y novelas registraron su profundo espíritu de observación y esa cualidad sutil que establece un fecundo diálogo con el lector.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!