domingo, 23 de octubre de 2016

Reseña - House Of Cards (Temporada 3)

Información de la serie

Título: House Of Cards
Creador: Beau Willimon
Reparto: Kevin Spacey, Robin Wright
Guión: Beau Willimon, Andrew Davies, Michael Dobbs, Kate Barnow (...)
Música: Jeff Beal
Fotografía: Eigil Bryld, Igor Martinovic, Martin Ahlgren
Temporadas: 4
Capítulos de la tercer temporada: 13
País: Estados Unidos
Cadena: Netflix
Género: Drama. Thriller. Política. Periodismo

Sinopsis

El implacable y manipulador congresista Frank Underwood (Kevin Spacey), con la complicidad de su calculadora esposa (Robin Wright), maneja con gran destreza los hilos de Washington. Su intención es ocupar la Secretaría de Estado del nuevo gobierno. Sabe muy bien que los medios de comunicación son vitales para conseguir su propósito, por lo que decide convertirse en la "garganta profunda" de la joven y ambiciosa periodista Zoe Barnes (Kate Mara), a la que ofrece exclusivas para desestabilizar y hundir a sus adversarios políticos. Nueva adaptación de la novela homónima de Michael Dobbs, en la que se basó una miniserie británica de 1990.

Reseña (con spoilers)

Bueno, bueno, bueno, así que... ¿problemas en el paraíso?

Antes que nada, quiero que sepan que pensé demasiado en cómo hace la reseña de esta temporada sin dar spoilers. Luego de un largo rato de pensar me di cuenta de que para expresarse bien hablando de esta temporada es muy necesario dar spoilers. Si quieren ver la calificación que le puse y todavía no vieron la temporada, bajen sin leer nada y verán el número de la nota.
Así que ahora si, empecemos!

Releyendo mi reseña de la temporada 2 de House Of Cards me di cuenta de que hablé prácticamente solo de los personajes. Y hoy voy a intentar no hacer lo mismo, pero es inevitable.
Así que... esta serie tiene, para mí, dos puntos muy fuertes: el guión y los personajes. De guión no sé nada, así que no voy a hablar mucho. Pero los personajes... PERFECCIÓN.
Los personajes son lo mejor de esta serie, no se puede negar. Todos están perfectamente planeados y escritos, con actores que los interpretan a la perfección. Todo está tan bien hecho que vos les creés: cuando alguien se enoja, vos sabés que está enojado y te lo podés imaginar en la vida real.
Y esta temporada tenemos tres grandes nuevos personajes: Pietrov, Kate y Tom. Hablemos de ellos en orden.
Pietrov es el presidente de Rusia, un tipo frío, para nada agradable, que hace cualquier cosa porque cree que él es el que manda. Lo interpreta Liers Mikkelsen, que creo que es el hermano de Mads Mikkelsen. Probablemente este es el personaje que más me irritó en toda la serie. Cuando Claire lo confronta en frente de todos, y le dice "Debería darle vergüenza, señor presidente", hablando de lo que pasó con Michael, ahí me sentí muy bien. Eso fue lo que desencadenó todo lo que pasó después, así que... WOW. Y el final que le dieron al personaje... creo que no fue lo que este se merecía.
Después tenemos a Kate... hablemos de ella. Desde la primer temporada esta serie tuvo el ingrediente de la periodista que descubrió una falla en el sistema y que es la única que se dio cuenta que Underwood es un hijo de su madre. En la primer temporada tuvimos a Zoe Barnes, uno de los mejores personajes de toda la serie que su muerte marcó un gran antes y después en el show. Esta periodista con esta relación... particular con Frank fue la mejor de las tres periodistas y no creo que pueda ser alcanzada. Después en la segunda tenemos a la peor periodista de las tres, de la que no me acuerdo ni el nombre, pero era algo como Ayyad, o Malyad, o algo así. Este personaje fue muy flojo y uno de los peores en toda la serie. Y en esta temporada tenemos a Kate Baldwin, un personaje que no puede ser por si sola. No se si me explico. Pero ahora entenderán.
Para que entiendan mi punto, les presento a Tom: un escritor de libros que le "cambiaron la vida" a un montón de personas (libros que en realidad no los escribió), que es encontrado por Remy para que escriba un libro sobre América Trabaja, este plan que tiene el gobierno para lograr la reelección. Después el libro se desvía del tema, y termina hablando del matrimonio de Frank y Claire, que es uno de los detonantes al gran final. Pero creo que Tom es un gran personaje. Está, como todos, perfectamente escrito, pero aparte de eso, es un personaje humano, verdadero, que podría existir. Y ahora sí, la conexión. Como saben, Tom y Kate están en una... relación.  Y creo que el personaje de Kate no podría existir si no estuviera Tom. Ella se apoya tanto en él que llega a ser la única razón por la cual ella está en la serie. Lo contrario pasa con Tom. Él tiene su propia historia y, aunque es cierto que sin Frank y Claire él no sería nada, creo que haría un gran trabajo solo. Ese es el gran problema que tengo con Kate, además de que quiso, otra vez, cubrir a la gran Zoe.
Los personajes de Remy, Meechum, y en especial Doug fueron muy desperdiciados en esta temporada. Remy, ya no tiene a Jackie, y depende de ella en un doscientos por ciento. Meechum, aunque no es personaje ni secundario, en la temporada pasada había sido más importante. Y Doug... sin Rachel, Doug es nada. Quiere compensarlo con su hermano, con Gavin, pero nunca funciona. Solo es cuando se entera que Rachel no está muerta cuando cambia totalmente. El último capítulo, cuando Doug deja ir a Rachel y después vemos a la camioneta volvemos y a Doug enterrándola... eso me puso los pelos de punta. Creo que con esa historia cerrada, Doug puede volver a ser un buen personaje, como lo había sido antes.
Algo que admiro de los escritores de House Of Cards, es que pudieron crear a muchísimos personajes, y ni uno tiene un buen propósito en la vida. Desde Frank, pasando por Claire, Heather, Doug, hasta llegar a Gavin o Tom. Todos son malos. Ninguno es un héroe. Todos son villanos. Así que, otro aplauso, guionistas!
Y ahora sí, la historia. Empezamos la temporada con Frank habiendo subido al poder hace unos meses, y encontrándose en una situación en la que casi ningún ciudadano de Estados Unidos lo quiere como presidente. Pero él tiene un as bajo la manga. Decide sacar el nuevo plan: América Trabaja, una resolución que le pude dar a todo el que quiera un trabajo. Pero tiene que sacar dinero a los jubilados... lo que le molesta a mucha gente (obviamente). A ver, yo no entiendo mucho de política, pero sé que lo que sea que haga Frank Underwood, es lo mismo que hacen prácticamente todos los gobernantes del mundo (no me refiero que sea asesino, aunque...). Esas mismas mentiras, sonrisas frente a la cámara, todo eso es lo que hacen todos (TODOS) los presidentes del mundo. Reitero, no soy un experto en política, pero...
Hace poco vi un poster hecho de esta serie donde envés de Frank está Dilma Russef, y envés de Claire está Lula, eso significa que todos están comparando a lo que pasó en Brasil con lo que pasó en House Of Cards. La realidad siempre supera a la ficción.
A ver, esta temporada tiene los tres mejores últimos capítulos que vi en bastante tiempo. Desde que Claire se da cuenta de que su esposo es en realidad la estrella del show y de que ella en realidad lo odia (gracias, Tom), hasta que lo admite y le dice "Te dejo". Les juro, en ese momento se me paró la respiración.
Simplemente, una de las mejores series del mundo y, en mi opinión, mi segunda favorita de siempre.
Así que MI nota final para la temporada 3 de House Of Cards es un:

9.7


Una obra de arte.
Querría decirles que me llevó tres días poder organizar mis sentimientos y poder pasarlos en escrito así que... #RESPECT
Yo soy Valentín Luvini, y esto fue un post de Solamente Libros. Hasta luego!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!