sábado, 10 de diciembre de 2016

Reseña - House Of Cards (Temporada 4)

Información de la serie

Título: House Of Cards
Creador: Beau Willimon
Reparto: Kevin Spacey, Robin Wright (...)
Guión: Beau Willimon, Andrew Davies, Michael Dobbs, Kate Barnow (...)
Música: Jeff Beal
Fotografía: Eigil Bryld, Igor Martinovic, Martin Ahlgren
Temporadas hasta el momento: 4
Capítulos de la cuarta temporada: 13
Clasificación: +16
País: Estados Unidos
Cadena original: Netflix
Género: Drama. Política. Thriller. Periodismo. Remake.
Reseña de la Temporada 2
Reseña de la Temporada 3

Sinopsis

El implacable y manipulador congresista Frank Underwood (Kevin Spacey), con la complicidad de su calculadora esposa (Robin Wright), maneja con gran destreza los hilos de Washington. Su intención es ocupar la Secretaría de Estado del nuevo gobierno. Sabe muy bien que los medios de comunicación son vitales para conseguir su propósito, por lo que decide convertirse en la "garganta profunda" de la joven y ambiciosa periodista Zoe Barnes (Kate Mara), a la que ofrece exclusivas para desestabilizar y hundir a sus adversarios políticos. Nueva adaptación de la novela homónima de Michael Dobbs, en la que se basó una miniserie británica de 1990.

Reseña (con spoilers de anteriores temporadas)

Uno, dos, tres... TRES MESES. 90 días sin Frank Underwood en mí vida...


Hola a todos, yo soy Valentín Luvini, y esta es la reseña de la cuarta temporada de House Of Cards.
Esta temporada empezó muy bien.
Después del gran final de la tercer temporada, esta empieza muy fuerte. No voy a hacer ningún spoiler, pero los primeros tres o cuatro capítulos de esta temporada son poderosos. La pareja Underwood está peleada, y con Frank como presidente en camino a la re-elección un divorcio, con todo lo que Claire conllevaría, sería su perdición. Cómo lo maneja es algo francamente digno de admirar. Es prácticamente una obra de inteligencia. Pero... esperen...
Si leyeron mis reseñas de las temporadas dos y tres, entonces saben que hay tres cosas que me encantan de esta serie por sobre todas las demás. Una es la dirección de cada capítulo, otra es el guión, y otra muy relacionada con las anteriores, los personajes. 
En esta temporada tenemos dirección y guión impecables, pero quiero hablar más de los personajes.
Frank y Claire se consolidaron en esta temporada como mis protagonistas favoritos de cualquier serie que haya visto. En los primeros capítulos, cuando estaban separados y peleados, yo no me pude inclinar por ningún lado, porque los dos son igual de perfectos. Pero después, cuando se unieron como siempre deberían haber estado, yo fui la persona más feliz del mundo. Y sí, los Underwood son unos reverendos hijos de su madre, pero son los personajes ficticios que más admiro en el medio televisivo. Cómo no sólo conectan, sino cómo pueden ser tan fríos de una manera tan inteligente, cómo planean cada movimiento, cómo pueden hacer todo para lograr lo que quieren, sin importar si tienen que manipular, pelearse o incluso matar a otras personas. No me avergüenzo de decir que los admiro más que a nadie ficticio (y, para que quede claro, no admiro lo que hacen, sino cómo lo hacen).  Probablemente no sepan que Kevin Spacey es mi actor favorito, y todo se debe a esta gran serie, y creo que Robin Wright tal vez se convertirá en una de mis actrices favoritas, también solo por esta serie (y Forrest Gump... un poco por Forrest Gump).
También tenemos personajes como LeAnn, Conway y su esposa, Tom, Cathy, Seth, Heather, Thomas, Jackie, incluso Meechum o Lucas, que son muy buenos personajes secundarios. Todos cumplen con su papel en este juego. 
Pero tenemos la otra cara de la moneda. En mi opinión en esta serie hay un solo personaje que no le llega ni a los talones a otros personajes y que siempre se queda en la nada. Ese personaje es Doug. Tiene la suficiente cantidad de tiempo en pantalla e importancia al desarrollo de la historia para ser un personaje principal, pero creo que alguien falló en la construcción de su personaje. Si no es el alcohol, es Rachel, si no es Rachel son las drogas, si no son las drogas es Frank. Para lo único que sirve Doug es para tener una nueva obsesión mediante pasan las temporadas. Y cuando mató por fin a Rachel en el final de la temporada 3 pensé que por fin la etapa de las obsesiones de Doug había acabado. Pero no, me equivoqué, y al final en toda la segunda mitad de esta temporada 4 él consigue otro motivo por el cual obsesionarse y por supuesto se centra totalmente en eso y desaparece de todos los demás problemas de la historia. Y tenemos a un personaje que, una vez más, tuvo la oportunidad de salir de ese cascarón horrible de obsesiones, pero que no lo hizo. Creo que si hubieran sacado a Doug de esta temporada, no hubiera habido tanto cambio. Está simplemente por el hecho de que figura en los créditos.
Algo que no me había gustado de las temporadas 2 y 3 es que tenían la necesidad de reemplazar al gran personaje de Zoe por otra periodista que descubre la verdad de los Underwood. En la 2 había sido Ayla y en la 3 había sido Kate. Ni una ni la otra habían podido ocupar los zapatos que había dejado Zoe (que, a mi parecer, es el tercer mejor personaje de toda la serie). Y en esta temporada Kate aparece como un personaje recurrente, pero no es protagonista, como en la anterior. Una de las cosas que más me gustaron de esta temporada, y creo que es una de las cosas mejor hechas, es que en esta temporada no se obligan a ocupar el espacio de Zoe poniendo a otro periodista que va a cambiar en la siguiente temporada. No. Tom fue el jefe de Lucas y Zoe en la primer temporada, y después de todas las teorías conspirativas que tenía el primero contra Underwood, Hammerschmidt está de vuelta. Pero no es el personaje que está en las conferencias de prensa y pregunta cualquier cosa que puede dejar "mal" al presidente. Tampoco es el personaje que trabaja para un diario que lo está presionando para que escriba un artículo. No. Él es un personaje que, si se puede decir así, el diario trabaja para él. Tom trabaja por sí sólo, y solamente en la segunda mitad de esta temporada. No se siente fuera de lugar, sino que se siente perfecto. No es Zoe, pero quiere serlo, y es lo que más se le acerca.
Y por último quiero decir que esta temporada se divide claramente en dos partes. No voy a decir cuál es el momento que divide a la temporada, pero creo que es totalmente diferente lo primero de lo segundo. Es un gran giro que nadie estaba esperando y que sorprende muy bien a los espectadores. 
Hay una escena en la que aparecen Zoe y Russo... No voy a dar spoilers, pero esa escena... puedo decir sin dificultad que esa escena es una obra de arte.
Con pocos puntos bajos y muchísimos puntos altos, House Of Cards se corona en esta temporada como la reina del thriller político actual. 
Y mi calificación final de la cuarta temporada de House Of Cards es un:

93 / 100


Sí, ahora voy a empezar a calificar a las películas y series en una escala del 1 al 100. Espero que les guste.
Si vieron la temporada díganme qué les pareció y si no la vieron díganme qué esperan.
Yo soy Valentín Luvini, y este fue un post más. Hasta luego!









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!