martes, 28 de febrero de 2017

Óscars 2017 - Sobre el final

(Nombres de las películas en su idioma original)

Hola.
Soy Valentín Luvini. Este es un post más.
Y hay que hablar de algo.
Yo sé que todos ustedes saben que ayer fueron los Óscars 2017, o sea, uno de mis tres días favoritos de todo el año. Navidad, mi cumpleaños, y los Óscars. Y yo tenía demasiada emoción. La La Land tenía catorce (¡CATORCE!) nominaciones, y había bastante competencia, a diferencia del año pasado. La única razón por la cual vimos los premios del año pasado era para que Leonardo DiCaprio ganara, pero este año había competencia. Teníamos excelentes películas como Moonlight, Hacksaw Ridge o Manchester By The Sea. Teníamos entretenimiento muy bueno con Hidden Figures o Hell Or High Water. Había películas que nos hicieron llorar, como Lion y Arrival. Por supuesto, siempre está la película que nadie vio, que en este caso fue Fences. Y, por supuesto, la que iba a ser la reina de la noche, La La Land.
Con todas las nominaciones y predicciones que había hecho, yo ya estaba planeando hacer un muy buen post hablando de las 15 categorías más importantes, en cuántas acerté, cuáles erré y demás. Y durante toda la noche todo iba bien, hubo sorpresas, hubo posibles fallos, hubo chistes, digamos, hubo cosas de las cuales hablar. Y yo me estaba muriendo de la emoción a medida que la gala se acercaba lentamente al final. La La Land gana Mejor Película y yo morí de felicidad. Y de repente...

.
.
.
No lo podía creer. Cómo...?. Cómo se pueden haber equivocado tanto? No entiendo... En un principio pensé que era un empate y le iban a dar un Óscar a cada una, pero después, cuando me di cuenta que no era una broma... me mató. Enserio, no lo podía creer. Estuve como una hora sin superar el grandísimo error que habían cometido, y hasta en un momento me puse muy triste por... todo lo que pasó, pero sí, vamos a ordenarnos.
Y antes de empezar a hablar mejor, les voy a decir que casi no voy a comentar nada más que no sea el premio a Mejor Película, porque no creo que haya pasado algo tan shockeante y tan digno de un post entero como esto en toda la ceremonia.

Por el 50° aniversario del estreno de la ya clásica "Bonnie And Clyde", los antes jóvenes protagonistas de esta cinta, Warren Beatty y Faye Dunaway fueron invitados por la Academia a entregar el mayor premio de toda la noche, Mejor Película. La La Land era la favorita. Ya había ganado 6 premios, no tantos como se esperaba pero igual una muy buena cantidad. Yo ya estaba feliz porque Emma Stone y Damien Chazelle ganaron en sus respectivas categorías, porque Mejor Canción ganó mi favorita personal (City Of Stars), y porque la parte del sketch de Volver Al Futuro con una canción de Hamilton fue increíble. Había quedado un poco en conflicto con el hecho de que Suicide Squad, una de las peores películas del año, le ganó a Star Trek: Beyond en Mejor Maquillaje y Peluquería, pero igual no era tan malo. Entonces ustedes se podrán imaginar cómo estaba cuando por fin abrieron el sobre que contenía la respuesta.
Warren Beatty abrió el sobre y, para crear suspenso (creímos), la hizo larga. Y, como un gran caballero (creímos), le dio el sobre a su compañera que, triunfalmente dijo "La La Land". Para los que no leyeron el post en el que hablo de esta película, tienen que entender que me encantó en sobremanera. Me sentí identificado, amé que fuera un musical como mis favoritos pero hoy, y, en resumen, me emocionó mucho que esta película haya ganado ese, que es el premio más grande del cine. Y paso algo que, extrañamente, no había pasado en toda la noche. Un productor de esta película dio un discurso sobre los soñadores, algo que yo quería escuchar más que nada. Pero...
Cuando el productor comienza a terminar de decir su discurso, se empieza a ver movimiento por detrás. La cámara enfoca extrañamente a Jimmy Kimmel, a otro productor y entonces vienen las palabras clave:
"Ha habido un error. Moonlight ganó. Ustedes ganaron Mejor Película. Fue un error"
Durante un par de milésimas de segundo yo creí que iban a hacer un pequeño homenaje a la primera edición e iban a darlo por empatado. Pero, cuando me di cuenta de la verdad...
Yo estaba mirando la ceremonia con primo, con el que comenté todos los premios, y con el que estaba emocionado por este premio. Y cuando pasa... lo que pasa, él se empezó a reír de una forma... Y yo me senté encorvando la espalda y me llevé las manos a la cabeza. No lo podía creer. Cómo...? Cómo pasó eso? Todavía no lo entiendo. 
Si me siguen en Twitter, habrán visto que en ese momento twitée dos cosas:

"ESTOY MUY FELIZ, LA LA LAND GANÓ MEJOR PELÍCULA"

Y exactamente dos minutos después...

"WHAT THE FUCKING FUCK"

Y las dos veces usé mayúsculas, algo que no muchas veces hago. Y me arrepiento de haber estado viendo la transmisión en el idioma original, porque la reacción de los traductores debe haber sido excelente.
Los Premios de la Academia, por si no saben, ya van por su edición número 89. Eso significa que en casi 90 años de premiaciones extravagantes, elegantes y grandes, nunca algo como esto sucedió. Es un desastre terrible. Y no sé si ya saben quién fue el responsable de esto, pero hay un par de teorías  conspirativas en Internet diciendo que fue DiCaprio... nunca lo sabremos.
Y ahora sí.
Esto me molestó en una escala que no se pueden dar una idea. Ayer estaba enojado, y no me pude sacar ese enojo en casi dos horas. Estaba muy enojado. No tenía ni ganas de hacer chistes de experimentos sociales, o de Miss Universo.
Okey, Damien Chazelle ya tiene su Oscar, Emma Stone también. Pero, ¿los productores? No tienen nada. Y ese discurso de los soñadores... ¿qué significa entonces? Durante dos minutos nos mostraron, y les mostraron lo que podría haber pasado, y después nos mostraron la horrible realidad. Algo así como el final de La La Land sin entrar en spoilers... Y aunque el director y la actriz ya habían ganado un Oscar, y aunque vos pienses que la película no se lo merecía, hay que reconocer que les rompieron el corazón a todos los que estaban detrás de La La Land, y a todos los fans.
Y antes de hablar más quiero abrir un parentésis.
Si ven mi crítica de Moonlight van a ver que le di una calificación casi perfecta a esa película. Me encantó totalmente, pienso que todos deberíamos olvidar nuestros prejuicios e ir a verla, y creía que era la segunda opción, después de La La Land, para ganar como Mejor Película. Así que, creo que la calidad de las dos es prácticamente la misma, y que se merece este premio.
Pero...
Si le hubieran dado el premio a Moonlight normalmente, a mi no me hubiera molestado mucho. Ya el director, la actriz, la música, el director de fotografía, los diseñadores de producción ya habían ganado en sus respectivas categorías, y a mí me pareció muy justo. Y si hubiera ganado, hubiera estado muy feliz por ver a esta película compartir estante con cintas como El Discurso del Rey, Mary Poppins o Casablanca, que ya son algunas de mis películas favoritas. Pero, en todo caso, no me hubiera molestado si Moonlight hubiera ganado normalmente, porque, como dije, me fascinó.
Pero no fue así.
"La La Land", se escuchó. Y yo grité de la emoción, como todos los fans y todos los productores, actores, y demás de esta película. Twitter estalló. Muchísima gente diciendo "qué bueno que ganó!", mucha otra gente diciendo "no se lo merecía, está sobrevalorada", y muchísima otra diciendo "tendría que haber ganado moonlight"...
Y después vino lo mejor.
Cuando minutos antes Emma Stone había ganado, yo pensé que iba a dar un discurso sobre los soñadores ya que ella, más que nadie, era una soñadora. Y no dijo ese discurso. Y uno de los productores sí lo hizo. Dijo un discurso muy bueno sobre seguir nuestros sueños y de repente... pasa lo que pasa.
No les puedo explicar lo que sentí cuando me di cuenta de lo que realmente estaba pasando. Fue una mezcla de enojo, tristeza, sorpresa, pero por sobre todo bronca. Nos mostraron lo que podría haber sido, y después nos lo arrebataron. Jimmy Kimmel, el presentador, trató de aliviar la tensión con un par de chistes rápidos pero tenía ganas de llorar.
Y ahora, dos días después de eso ya lo pude superar un poco. Y lo que está pasando en las redes sociales, especialmente en Twitter, es algo muy raro.
Si hubiera ganado La La Land la mitad de la gente hubiera empezado a comentar en cualquier lugar cosas como "no tendría que haber ganado", o "la película más sobrevalorada que vi en años", y yo ya me veía haciendo otro post hablando de las quejas sobre esta película. La otra mitad hubiera estado feliz porque ganó.
Y si hubiera ganado normalmente Moonlight la mitad de la gente hubiera dicho "vamos todavía, esta se lo merecía", y la otra mitad hubiera dicho "nadie la vio, tendría que haber ganado la la land".
Pero lo que pasó y está pasando de verdad en Twitter es una mezcla de las dos. La gente está enojada por todo lo que pasó (obviamente), muchos están enojados porque ganó Moonlight, y muchas cosas más. Pero la gente está confundida. No sabe muy bien qué pensar, porque pasaron las dos cosas, y a la vez pasó ninguna.
Lo que sí sé es que esto va a pasar a la historia como el mayor error de la historia de los Oscars en 90 años. Yo sigo enojado, y voy a seguir enojado, pero de a poco el enojo va a ir pasando.

Y Warren Beatty, si estás viendo esto, no dejes que esto se vuelva algo anual.
Por favor.


Si te gustó lo que leíste y querés leer más cosas así, dale +1 al post, si te encantó seguí al blog, y si no podés creer lo que estás leyendo, compartí el post.

Yo soy Valentín Luvini, y este fue un post más. Hasta el próximo!






(y si se lo preguntan, no voy a hacer un post hablando de cuántas predicciones acerté. esto fueron los oscars para mi)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!