sábado, 1 de abril de 2017

Hambre de Poder - Crítica / Opinión

Información de la película

Título: Hambre de Poder
Título original: The Founder
Reparto: Michael Keaton, Nick Offerman, John Carroll Lynch (...)
Director: John Lee Hancock
Guión: Robert D. Siegel
Música: Carter Burwell
Fotografía: John Schwartzman
Calificación: ATP
Fecha de estreno en Argentina: 30 de Marzo de 2017
País: Estados Unidos
Género: Drama. Biográfico. Comedia dramática.

Crítica / Opinión

Hoy pasó algo curioso. Yo, cada tres o cuatro meses, por una cosa o por otra, viajo a C.A.B.A., o la Ciudad de Buenos Aires, la capital de Argentina, claramente. Yo vivo en una ciudad a 50 kilómetros de Capital y me encanta ir. Y hoy fui. Llegué muy temprano, y desayuné en un McDonald's. Después hice lo que tenía que hacer y almorcé en un Burger King. Y después... vi la película del creador de McDonald's. Y... yo soy #TeamBigMac. I'm sorry.

Hola, soy Valentín Luvini, y esta es mi crítica de Hambre de Poder. Y tenemos otro título horrible. El fundador. ¿Tan difícil es traducir bien una película? Pero bueno... Hambre de Poder cuenta la historia real de la fundación de McDonald's, el lugar de comidas rápidas que está a la vuela de la casa de todo el mundo. Ese mismo. Pero sí. Cuenta la historia de Ray Kroc, un vendedor puerta a puerta en los 50' que un día encuentra a un muy chico restaurante en el medio de California llamado McDonald's. Este restaurante está dirigido por Dick y Mac McDonald, dos hermanos que tienen este lugar solamente para ganarse la vida. Pero Ray ve en este restaurante la oportunidad que estuvo buscando y que necesita.
No les voy a mentir. No importa cuál sea la nota objetiva que le ponga al final a esta película, tienen que saber que me encantó. Subjetivamente, sin ponerme a analizar mucho las cosas buenas y las cosas malas, Hambre de Poder fácilmente tendría un 93/100. Pero lo que yo intento hacer con estas críticas es encontrar el análisis objetivo de todas las películas, y esta claro que no va a ser la excepción.
Porque Hambre de Poder no es perfecta.
Primero, la actuación de Michael Keaton no es tan buena como en sus últimos proyectos como Birdman. Sigue teniendo calidad, pero esta disminuyó bastante. Cómo habla, cómo se expresa, es demasiado exagerado. En los primeros minutos de la película esto sirve, pero después ya no. 
Después, la subtrama de la esposa de Ray no termina de convencerme. Ray tiene una... musa, por llamarla de alguna manera, y creo que esto fue agregado solamente para agregarle un poco de drama a la historia. Además no tiene un muy buen cierre, así que no agrega mucho al producto final. 
Y además, Laura Dern últimamente hace el mismo papel que siempre. La esposa que no hace nada más que quejarse o de que su esposo nunca está en su casa o de sus hijos. Ya lo vimos en The Edge Of Seventeen, en Bajo la Misma Estrella, y en Big Little Lies. Y yo creo que da para más, pero siempre hace las mismas decisiones.
Una cosa que noté mientras estaba viendo la película, pero por suerte solo en los primeros diez minutos, es que la exageración era ya tan grande, que parecía que estaba viendo una propaganda de McDonald's en el cine. Mostraban demasiado detalladamente cuán malo era todo lo que había hasta ese momento y cuán bueno e innovador era McDonald's. Hamburguesas en 30 segundos, no en 30 minutos! Eso es prácticamente en todo lo que se sostiene esta película. O al menos y por suerte, los primeros minutos.
Y me parece la última cosa mala que tiene esta película es que su mensaje es muy obvio. "Con perseverancia, perseverancia y más perseverancia todo se puede lograr. Pero no seas un hijo de p." Ese sería el mensaje, y es tan obvio que llega un momento en el que el protagonista se lo dice a la cámara literalmente, lo cual ya es demasiado. Esto puede pasar en últimas películas de Disney, como Zootopia o Buscando a Dory, ¿pero en Hambre de Poder? No. Y pasó.
Pero esta película probablemente sea la mejor película que puedas ver este fin de semana, y la que yo más te recomiendo.
Esta película es entretenida a morir. Hay un par de escenas, como la del piano o la de la cena, que son un poco más lentas, pero nada muy terrible. Dura un poco menos de dos horas y cuando la terminé de ver a mí me parecieron que habían pasado diez minutos.
También, las actuaciones de Nick Offerman y John Carroll Lynch como los hermanos McDonald están muy bien. Solamente querían tener un restaurante, no querían nada muy extremo.
Y probablemente no sepan esto, pero a mí me gustan mucho las películas biográficas de los creadores de empresas enormes o personas que son muy exitosas. No sé por qué no salió ya una película de Bill Gates, pero... Me gustan mucho la (segunda) película de Steve Jobs, también Saving Mr. Banks y El Aviador, me entretengo con Atrápame si puedes, una de mis películas favoritas de todos los tiempos es Red Social y me gusta mucho The Blind Side. Tal vez estas películas me inspiran, o simplemente me gusta pensar que la mayoría de las cosas que pasan en estas películas pasaron en la vida real.
Y Hambre de Poder me encantó por esto.
Una de las primeras escenas es cuando los hermanos McDonald cuentan su historia. Hay una música familiar, muy agradable de fondo, una dirección de arte buenísima y un montaje espectacular, lo que me hizo creer por un momento que esta película iba a ser un documental. La dirección de John Lee Hancock es magistral, tanto en esta como en todas las escenas de la película. Cómo un chico restaurante de San Bernardino creció hasta convertirse en el monstruo que es ahora. Y la representación de este lento, gradual pero muy gran cambio es espectacular.
Cómo a medida que los papeles empiezan a aparecer, que los contratos empiezan a cambiar, que más ejecutivos comienzan a meter mano este restaurante cambia por completo su formato original es algo increíble.
Y por último, el personaje de Ray Kroc es un personaje muy (MUY) interesante. Lo admiramos pero a la vez amamos odiarlo, y eso es lo genial. Personajes como Nick, de Perdida, Butch, de Pulp Fiction, el Guasón, de El Caballero de la Noche o la Novia de Kill Bill son personajes de este estilo. Los admiramos, por una cosa o por otra, pero a la vez sabemos que lo que están haciendo... es cuestionable. Y la construcción de personaje de Ray para que lleguemos a pensar así es sencillamente increíble. Paso a paso este cambio se va dando, y cuando pasa... pum.
Por todo esto le voy a dar a Hambre de Poder un:

76 / 100


Y sí, estoy vivo. No tuve conexión a Internet en mi computadora en una semana y media pero estoy vivo y preparando un par de cosas buenísimas.
Si te gustó lo que leíste y querés leer más cosas así, dale +1 al post, si te encantó seguí al blog, y si no podés creer lo que estás leyendo, compartí el post.
Y si querés... seguime en Twitter (@VLuvini), Facebook (Valentín Luvini), o Instagram (vluvini)

Yo soy Valentín Luvini, y este fue un post más. Hasta el próximo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!