martes, 16 de mayo de 2017

Huye - Crítica / Opinión

Información de la película

Título: Huye
Título original: Get Out
Reparto: Daniel Kaluuya, Bradley Whitford, Allison Williams (...)
Director: Jordan Peele
Guión: Jordan Peele
Música: Michael Abels
Fotografía: Toby Oliver
Calificación: +16 por violencia, imágenes sangrientas y lenguaje con referencias sexuales
Fecha de estreno en Argentina: 11 de Mayo del 2017
País: Estados Unidos
Género: Thriller. Suspenso. Terror. Racismo.

Crítica / Opinión

Esperé La Bella y la Bestia por, literalmente, años, y al final me decepcionó. Y ahora viene esta película de la nada a cerrarme la boca.

Hola, soy Valentín, y esta es mi crítica de Huye, una película que nadie esperaba, nadie conocía, y que sorprendió a todos. Huye trata de Chris, un hombre afroamericano que está saliendo con una chica blanca durante unos meses, y ella piensa que él tiene que conocer a sus padres. Pero, cuando van a la casa de los padres de la chica, Chris se va a dar cuenta de que hay algo muy raro que le pasa a las personas negras que llegan a esa casa...
Enserio, wow. Una película de la que nadie había oído hablar, que nadie había visto ni el tráiler, sorprendió al mundo y llegó a ser, en solo dos meses en la película N° 20 con clasificación R en conseguir más dinero en Estados Unidos. Hace bastante algo así pasaba, y me alegro mucho por esto, por la productora independiente, y por una genial ópera prima como director de Jordan Peele.
Pero obviamente Huye no es la mejor película de la historia, tiene un par de errores.
Uno de los temas principales de esta película es el racismo. Claro, este está llevado a otro nivel en muchas partes del final, pero el racismo siempre está presente como una pequeña crítica social en toda la película. Pero durante varias partes sentí que Jordan Peele metió el tema del racismo muy a la fuerza. Algunas situaciones se sintieron muy incómodas porque este tema salía de donde menos uno se puede esperar y la mayoría no tenían sentido. Sí, el tema está bien, tiene que ser tratado, es una gran problemática en Estados Unidos que, por suerte, no es tan fuerte como en los 70 y 80, pero sigue existiendo y es innegable. Y esta película sabe muy bien que el racismo existe, y que está presente mucho tiempo de hasta un día, pero lo lleva a otro nivel y lo ves hasta en la sopa, por decirlo de una manera.
Una cosa que yo estaba pensando mientras veía la película está bastante relacionada con lo que acabo de decir. Yo sentí durante gran parte de la película que esta misma estaba siendo racista, pero con la raza blanca. Los culpaba de todo, los insultaba, los ponía como los causantes de todos los desastres de la película y, aunque siempre digo que no importa de qué trate sino cómo lo trate, esto me pareció bastante obvio y un poco me molestó.
Pero una de las cosas que más me decepcionó de la película es que esté catalogada como del género terror, thriller y suspenso. Sí, tenemos un par de imágenes que le dan asco a cualquier persona en el mundo, nos sentimos incómodos durante el noventa por ciento de la película. Pero lo que una película de terror tiene que causar es miedo, ya sea por screamers, cosas que salen de la nada, o mi tipo de terror favorito, por el suspenso y la tensión. Y esta película tiene un poquito de todo, pero mucho de nada. Tenemos tensión, sí, durante una parte. Tenemos gore, sí, pero se desvanece como si nunca hubiera estado. Tenemos un sentimiento de no saber lo que está pasando, también, pero este desaparece porque el guión no es muy brillante, y nos dice todo a la cara. Literalmente hubo en la película una conversación por teléfono en el que uno le contaba al otro todo lo que estaba pasando, y nosotros, como audiencia, nos enteramos también, pero de una forma muy obvia, muy clara, sin dejarnos más tiempo para la especulación, o al menos para pensar un poco.
Pero todo lo que les dije antes es opacado por las grandes actuaciones, la burla, la sátira y el increíble final.
Yo ya había visto a Daniel Kaluuya en uno de los mejores capítulos de Black Mirror, Quince Millones de Méritos. Ese capítulo me fascinó tanto principalmente por cómo él nos transmitía los horribles sentimientos por los que su personaje estaba pasando. Y vuelve a hacer lo mismo en Huye, increíblemente. Hay momentos en los que la situación es tan extrema, tan difícil, tan estresante para el protagonista, que nosotros nos morimos también para que él pueda salir de eso. Y toda esa horrible sensación nos la transmite mediante sus ojos. Daniel Kaluuya no tiene que parpadear diez veces, después contener diez segundos, después parpadear otra vez para poder llorar en una filmación, él ya sabe los trucos para que su llanto sea uno real. Tal vez se acuerde de su mamá, tal vez se acuerde de su ex. No sé, pero su llanto me impactó de una manera increíble. 
Como les dije, esta es la ópera prima como director de Jordan Peele. Es un gran actor de comedia de los últimos años y, para ser su primer película, está muy bien. Sabe terminar una historia. El final de esta película me dejó con una mano en la boca mientras salía del cine. Un aplauso. Una gran burla al sistema de policía de Estados Unidos y una excelente crítica social.
Y yo quiero contratar al compositor de la música, Michael Abels. Con un presupuesto mínimo, el pudo hacer una excelente banda sonora que nos deja al borde de nuestro asiento todo el tiempo, desde los créditos iniciales hasta los finales la música nos mata.
Una gran película que tendrían que ir a ver esta semana.
Por todo esto, mi nota final para Huye es un:

82 / 100


Excelente. Y, lo repito, NADIE LA VIO VENIR.

Si te gustó lo que leíste y querés leer más cosas así, dale +1 al post, si te encantó seguí al blog, y si no podés creer lo que estás leyendo, compartí el post.
Y si querés... seguime en Twitter (@VLuvini), Facebook (Valentín Luvini), o Instagram (vluvini)

Yo soy Valentín Luvini, y este fue un post más. Hasta el próximo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!