martes, 6 de junio de 2017

House Of Cards - Crítica / Opinión (Temporada 5)

Información de la serie

Título: House Of Cards
Creador: Beau Willimon
Reparto: Kevin Spacey, Robin Wright, Michael Kelly (...)
Guión: Andrew Davies, Michael Dobbs, Kate Barnow (..)
Director: James Foley, Robin Wright, Carl Franklin (...)
Música: Jeff Beal
Estreno de la quinta temporada: 30 de Mayo del 2017
Final de la quinta temporada: 30 de Mayo del 2017
Temporadas hasta el momento: 5
Capítulos de la quinta temporada: 13
Clasificación: +16
País: Estados Unidos
Cadena original: Netflix
Género: Drama. Política. Thriller. Periodismo. Remake.
Reseña de la Temporada 2
Reseña de la Temporada 3
Reseña de la Temporada 4

Crítica / Opinión (sin spoilers)

Entonces, ¿cuántos murieron en esta temporada?

Hola, soy Valentín y esta es mi crítica y opinión de la quinta temporada de mi serie favorita por si no sabían, House Of Cards. Aviso que, como en todas mis críticas de series, va a haber spoilers de anteriores temporadas pero no de esta, así que, si no vieron las anteriores cuatro temporadas, vayan, véanlas, y después lean esta crítica.
¿Cómo estamos en la versión ideal de Estados Unidos? Los Underwood y Conway están en la recta final en la campaña electoral y a solo unos días de las elecciones Frank y Claire deciden comenzar a crear el caos, el terror, y, sobre todo, la guerra.
Lo primero. ¿Acerté a alguna de las cosas que yo quería ver en esta temporada? Sin contarles muchos detalles les digo que solamente acerté en una de las predicciones, y era la más obvia. Qué se le va a hacer. La verdad es que esta temporada no está al nivel de las anteriores, y, aunque tenga una nota prácticamente perfecta, es la más débil de toda la serie junto con, tal vez, la tercera. ¿Por qué será eso? ¿Por qué esta temporada no es tan buena como la primera o la cuarta? Por estas razones que les voy a contar ahora:
Con esta temporada hice algo que casi nunca hago cuando miro una película o serie, me fijé bastante lo que pasaba en mi teléfono, lo que significa que no le estaba prestando atención a lo que pasaba en la serie, me estaba aburriendo y me puse a mirar el teléfono durante... gran parte de esta temporada, lo que significa, los primeros once capítulos de trece. Ya se dan una idea. El guión sigue siendo inteligente, sigue siendo (literalmente) políticamente correcto. Hay como quince consultores que trabajan en esta serie, porque es totalmente preciso y realista en la economía, la política y la sociedad que representa. Pero todo esto lamentablemente no quita el hecho de que esta temporada es bastante aburrida. Aunque tiene sus momentos de discusiones acaloradas, peleas y, sí, asesinatos, el 80% de la temporada son charlas largas acerca de economía exterior, interior y cosas que nadie sin una licenciatura puede entender. Literalmente, durante los primeros diez capítulos no pasó prácticamente nada. Básicamente, la serie empieza lenta.
El otro problema que vi en esta serie es que trató demasiado en ser una sátira al gobierno de Donald Trump. Tenemos parodias a ISIS, con ICO, al muro de México, con el cierre de las fronteras, a las fake news, con Tom Hammerschmidt y a las elecciones de noviembre de 2016, con... las elecciones de noviembre de 2016. Digamos, el día que Trump asumió como presidente, en enero, Netflix publicó un vídeo anunciando que la fecha de estreno de esta temporada había sido cambiada de febrero, como siempre, a mayo. Esto, claramente, fue por el nuevo presidente y todas las controversias que este causó en la sociedad. Nos tiraban a la cara todo el tiempo que el pueblo estadounidense no pudo haber elegido peor a su mandatario, y que Frank Underwood no era para nada peor. Todo el tiempo. Lo sentí bastante forzado en muchos momentos.
También, algo mínimo pero importante, dejaron completamente de lado a Remy y Jackie. No nos dieron un buen cierre para su historia, lo que me enoja bastante, porque era una trama que podía llevar a algún lugar interesante. Pero solamente los mencionaron un par de veces en toda la temporada, y nada más.
Y lo último que encuentro no tan bueno en esta temporada es que, al final en especial, la fórmula creada por esta serie en la segunda temporada se empieza a volver repetitiva. Sin spoilear nada, muchas cosas que pasaron en las anteriores temporadas vuelven a pasar ahora, y se siente más como una repetición innecesaria por falta de ideas que tramas buenas que se relacionaban bien.
Pero hay un par de razones por las cuales esta sigue siendo mi serie favorita.
Lo mejor, las actuaciones de Kevin Spacey y Robin Wright se merecen un Emmy de una vez por todas, en especial la de Wright. Están mejor que nunca. Es más, hay un conflicto personal bastante mal desarrollado con Frank y su... identidad... y aunque esta trama esté terriblemente mal explicada y desarrollada, Kevin Spacey, alguien que nunca antes hizo un papel con este tipo de personalidad, lo hace increíble. Y Claire es la estrella de los últimos tres capítulos. Sin spoilear nada, les digo que lo que hicieron con este personaje al final y la excelente actuación de Robin Wright no tiene pérdida en absoluto. Aunque con su trama noto un poco la repetición de las historias, igual es perfecto.
También me gusta el papel que el periodismo cumple en esta temporada. En las anteriores esto me molestaba bastante, porque nunca pudieron igualar lo que Kate Mara había hecho en la primera temporada. Ni Lucas Goodwin en la segunda, ni Kate Baldwin en la tercera, ni Tom Yates en la cuarta habían podido reemplazar a Zoe, uno de los personajes mejor desarrollados en toda la serie. Y en esta temporada tenemos al jefe, a Tom Hammerschmidt. Había aparecido prácticamente siempre en la serie, pero nunca había intervenido demasiado. Y este año, con todas las pistas sobre la mesa, con la desaparición de Rachel, con Lisa, con más pistas sobre Zoe y con un Doug muy desequilibrado, él tenía todo para ponerse a trabajar para sacar a Frank Underwood de su trono, cosa que no va a ser fácil. Y hay momentos en los que vemos a Hammerschmidt perdido, sin rumbo, pero, de repente, se acuerda de todas sus buenas construidas motivaciones y vuelve al juego.
Y lo último que tengo que decir, pero no lo menos importante, es que el guión en esta temporada nos demostró de lo que realmente esta serie es capaz de hacer, lo que es mucho. Hay momentos en los que me quedé con la boca abierta por los riesgos que el guión tomó, ya sea al matar personajes importantes, lo que pasa varias veces en esta temporada, o al construir tramas de la nada de una manera excelente, en la que entendemos todo, como la relación de Aidan y LeAnn, o al dar tantas vueltas de tuerca a ideas originales que uno no lo podía creer.
Por todo esto, mi nota final para la quinta temporada de House Of Cards es un:

87 / 100


Cantidad de muertes: Más que tres y menos que siete. Más o menos.

Si te gustó lo que leíste y querés leer más cosas así, dale +1 al post, si te encantó seguí al blog, y si no podés creer lo que estás leyendo, compartí el post.
Y si querés... seguime en Twitter (@VLuvini), Facebook (Valentín Luvini), o Instagram (vluvini)

Yo soy Valentín Luvini, y este fue un post más. Hasta el próximo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!