miércoles, 21 de junio de 2017

Lo que me hizo sentir El Demonio Neón


Wow.
Antes que nada, les digo que no pensaba hablar de esta película acá. Se estrenó en Estados Unidos y otros países como México o España hace casi un año, y a Argentina... no llegó. Pero, por suerte, como es una producción de Amazon, ya se puede ver en Amazon Prime, y la pude ver por ahí hace unas semanas. Y aunque en el momento en que la vi me causó un impacto muy grande, nunca pensé hablar de esta en el blog. Pero mientras que los días pasaban y pensaba más y más en lo que esta película representa, en toda su simbología, en la gran subjetividad que esta maneja y en la dirección tan extraña que lleva me decidí a hablar. Pero como esta película es tan rara, tan especial, tan única, no pude hacer una crítica / opinión, entonces decidí hacer algo parecido a lo que hice con La La Land, y hablar de lo que esta película significó especialmente para mí. No voy a hablar mucho de las cosas buenas o malas, sino de lo que me hizo sentir. 
El Demonio Neón cuenta la historia de Jesse, una chica de dieciséis años que se muda a Los Ángeles con el sueño de ser modelo. Y todos pueden ver que ella tiene algo especial, que ninguna otra de las modelos tienen. Y como ya vimos en muchas otras películas, el ser exitoso en algo puede traer muchos enemigos. 
No sé, no sé por donde empezar. Hay muchas cosas que decir sobre esta película, muchas cosas para analizar. Y sin hacer spoilers va a ser todavía más difícil.
Primero, yo me enteré de la existencia de esta película en enero del año pasado. Estaba leyendo una de esas listas de "10 películas que hay que ver este año", y como era una página medio hipster, aparecía la nueva película de Nicolas Winding, El Demonio Neón, acompañada de exactamente esta foto:

Después de ver una foto así, con un uso de color e iluminación tan excelentes, y con la hermosa Elle Fanning como protagonista, yo solamente podía esperar esta película sin siquiera saber de qué se trataba. Y solamente fue muchos meses después cuando las críticas no tan positivas empezaron a llegar, y los comentarios de la gente diciendo que esta era una de las películas más raras y diferentes que habían visto. Y hace muy poco pude verla, y simplemente fue una experiencia que superó totalmente mis expectativas, que me revolvió el estómago y que me traumó un poco.
Tal vez identifiquen al director, Nicolas Winding, por películas como Drive, Solo Dios perdona, Bronson o Valhalla Rising. Todas estas películas son conocidas por ser películas visualmente muy interesantes, muy experimentales y muy fuertes, muy explícitas, muy impresionantes. Y no vi ninguna de sus otras películas, pero El Demonio Neón cumple con todos estos requisitos. 
Esta película habla de la industria del modelaje, que yo considero una que puede crear cosas hermosas, pero que puede ser no lo que todos esperan en el detrás de escenas. Y en la primera parte de la película podemos ver esto. Podemos ver como tratan a las modelos como si fueran nada más que objetos reemplazables, que son prescindibles, que hay mil mujeres mejores que vos. Esta parte de la película es la que muchos consideran la mejor, porque tienen una historia, tienen un objetivo. Vemos el inicio de la caída de Jesse, y vemos al modelaje desde un punto de vista muy cercano, muy real y muy fuerte. Vemos como Jesse simplemente es algo totalmente diferente a lo que nadie había visto antes, que todos la odian, pero que nadie hace nada... aún. Vemos como empieza a caer en la vanidad, en el egoísmo, pero nada muy fuerte. La escena en el restaurante, creo yo que es una representación exacta de lo que es esta película. Una carta de amor a la belleza en general. Una crítica al modelaje y una obra de arte visualmente. 
La segunda parte, por otro lado, es algo bastante diferente. La narrativa deja de ser tan fluida y cae bastante. La segunda parte es bastante aburrida, bastante filosófica y bastante... traumante. Claramente no puedo hablar de esta parte más en detalle, porque entraría en bastantes spoilers, pero les quiero decir que esta parte es algo que con una mano en el corazón puedo decir que nunca antes se hizo en el cine. El director eligió tratar temas muy raros, muy fuertes, casi sobrenaturales. Cómo trata a estos temas no sé, porque muy poca gente habló de estas cosas antes y no puedo hacer ninguna comparativa. En esta parte hay escenas que no te vas a poder sacar de la cabeza por semanas, porque simplemente son tan... extremas... 
El final de esta película, o su última media hora va a hacer enojar a mucha gente. Va a indignar a muchos. No me sorprende que no se haya estrenado en muchos países, porque esta última media hora tiene algunas partes que simplemente son demasiado para la audiencia actual, y para cualquier audiencia francamente. Tal vez puedo ver a los últimos quince minutos un poco de sobra, digamos, ya había sido suficiente, y estos últimos diez, quince minutos se sienten fuera de lugar. Ya había sido demasiado, y esa última escena en el baño, con las tijeras y el ojo, no agrega nada básicamente.
Pero, ¿qué significa este cambio tan drástico entre la aparente tranquilidad del primer acto y el descontrol del segundo?
Se puede ver en los posters y en los trailers. En esta película hay una ambiguedad muy grande entre dos colores, el azul y el rojo, entre lo bueno y lo malo. Esto está llevado a Jesse y su cambiante personalidad a lo largo de la película. Al principio la vemos inocente, buena, linda. Y al final la vemos mala, linda por fuera y horrible por dentro, con objetivos muy diferentes al principio. Y lo mismo pasa con las dos mitades de esta película. Yo les puedo decir que considero que la segunda parte es la mejor, aunque tenga fallas en la narrativa. Creo que todo el final de esta película es uno muy fuera de lo común, lo cual me encanta. Y ahora voy a abrir un parentésis que va a durar toda la crítica más o menos.
En el mundo actual, en la sociedad actual, en el cine actual, donde salen más películas de superhéroes por año de las que podemos contar con los dedos, en donde los guiones ya fueron utilizados una y otra vez, en donde las ideas, las sinopsis, los temas ya se empiezan a sentir muy familiares los unos con los otros, en donde ya estamos acostumbrados y ya sabemos como debemos sentirnos frente a distintos finales o situaciones, en donde todo es muy parecido, El Demonio Neón, para mí, es una luz de esperanza. Esta película es la más diferente a lo normal que vi en toda mi vida, fácilmente. Esta película tiene un final, como decía, tan anticlimático, tan raro, tan diferente. Tiene unas escenas que son, simplemente, demasiado. Habla de cosas de las que ninguna otra película habló jamás. Presenta pequeñas cosas, fetiches si se quiere, que pueden resultar horribles, pero que esta película transforma para que parezcan normales. La actuación de Elle Fanning tendría que haber sido al menos considerada para el Óscar, al igual que la dirección, el guión, la música y la fotografía, y me enoja mucho que esto no haya pasado, dándole importancia a películas muy parecidas como un par que tuvimos este año en las ceremonias de premios. Esta película tiene todas las herramientas para volverse una película de culto. Es una película que muchos van a odiar, pero que trasciende de una forma tan radical, innova, sorprende al espectador que yo la puedo ver como un clásico en veinte o treinta años. Es tan diferente que espero que no sea olvidada. Me niego a que sea olvidada.
Espero que la vean. Espero que se sienten y la vean. Es tan subjetiva... Muchos la van a amar (como es mi caso), y muchos otros la van a detestar. Quiero saber tu opinión, y solamente la tuya acerca de esta película que puede tener tantas diferentes opiniones.




Si te gustó lo que leíste y querés leer más cosas así, dale +1 al post, si te encantó seguí al blog, y si no podés creer lo que estás leyendo, compartí el post.
Y si querés... seguime en Twitter (@VLuvini), Facebook (Valentín Luvini), o Instagram (vluvini)

Yo soy Valentín Luvini, y este fue un post más. Hasta el próximo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentá!